Instrumentación y Sistemas de Control para Procesos Industriales

Convenio I.E. General Santander – Universidad de Pamplona

Situación de Aprendizaje

leave a comment »


Pablo vive en el barrio Antonio Nariño parte Alta de Villa del Rosario.  Todos los días muy temprano sus padres salen a trabajar en la ladrillera que está cerca al hogar.  Pablo observa con preocupación que sus padres llegan cansados en las noches y muchas veces no juegan, ni conversan con él, se preparan los alimentos con desazón, y rápidamente se acuestan a dormir porque el desgaste físico en la ladrillera es demasiado. Él y sus amigos han incursionado en los terrenos de la ladrillera, y se han dado cuenta que todos los procesos se realizan manualmente.  La extracción de arcilla la realizan algunos varones fuertes que excavan y sacan el material en carretillas.  Luego, otros hombres, con largas palas van poniendo la arcilla en las bandas transportadoras que la llevan al molino.  Una vez sale del molino, algunas mujeres humectan la arcilla manualmente y se envía al amasador, para que luego varias personas la coloquen en moldes hechos en madera o en metal, para darle forma y sacar el producto a secado.  Los ladrillos se secan durante tres días.

Los hornos se encuentran alejados del proceso de extrusión y secado; y son alimentados manualmente con carbón.  Un trabajador debe estar muy pendiente, que los hornos no se suban de la temperatura estipulada y una vez terminado el quemado, el horno debe enfriarse durante tres días totalmente vacío.  El transporte de los productos hacia la zona de embalaje, es realizado por algunos hombres que los llevan en andamios muy pesados.  Pablo y sus amigos imaginan creativamente, de qué manera pueden ayudar a la fábrica, a que esos procesos no se lleven manualmente, sino que la fuerza humana pueda ser reemplazada por algunas sencillas máquinas de fabricación casera.

Aclaración:

La arcilla norte-santandereana es considerada como la mejor del mundo.

Cúcuta, Los Patios, El Zulia y Villa del Rosario poseen sendos depósitos de arcilla dúctil y de buena maleabilidad, para desarrollar todo tipo de productos: loza sanitaria, tejas, ladrillos, pisos, rosetones, enchapes, porcelanato, vajillas, mayólicas, vasos, pocillos, jarrones, joyería, revestimientos para residencias y empresas, entre otros.  En estos municipios del Norte de Santander, existen varias fábricas de:  pequeña, mediana y gran envergadura que venden este tipo de productos al interior del país y se exportan a las naciones vecinas.   Una gran cantidad de la población rosariense, trabaja en los chircales en donde se extrae y procesa la arcilla.  Debido a que éstas empresas poseen casi todos sus procesos manuales, la Institución Educativa General Santander, ha propendido por preparar mano de obra calificada capaz de crear e instalar sistemas de control para: extracción, modelado, extrusión, hornos, secadores y transporte de los diferentes tipos de productos.  Esta web-lesson permite introducir a los alumnos en el mundo de los autómatas programables, empezando desde la historia y evolución de los mismos, con el fin, de que se les haga más fácil comprender que para elaborar un sistema de control, no son necesarias piezas costosas, sino sólo la imaginación y el ingenio para resolver los diferentes tipos de problemas que enfrenten en el mundo laboral.

 

Pablo vive en el barrio Antonio Nariño parte alta de Villa del Rosario.  Todos los días muy temprano sus padres salen a trabajar al tejar que está cerca al hogar.  Pablo observa con preocupación que sus padres llegan cansados en las noches y muchas veces no juegan, ni conversan con él, se preparan los alimentos con desazón y rápidamente se acuestan a dormir porque el desgaste físico en el tejar es demasiado.  Él y sus amigos han incursionado en los terrenos del tejar y se han dado cuenta que todos los procesos se realizan manualmente.  La extracción de la arcilla la realizan algunos hombres forzudos que excavan y sacan el material en carretillas.  Luego otros hombres con largas palas van poniendo la arcilla en las bandas transportadoras que la llevan al molino.  Una vez sale del molino algunas mujeres la humectan manualmente y se envía al amasador para que luego varios hombres la coloquen en moldes hechos en madera o metal para sacar el producto a secado.  Las tejas se secan durante tres días.  Los hornos se encuentran alejados del proceso de extrusión y son alimentados manualmente con carbón.  Un trabajador debe estar muy pendiente que los hornos no suban de la temperatura estipulada y una vez terminado el quemado, el horno debe enfriarse durante tres días totalmente vacío.  El transporte de los productos hacia la zona de embalaje es realizado por algunos hombres que los llevan en unos andamios de madera muy pesados.  Pablo y sus amigos imaginan creativamente de qué manera pueden ayudar a la fábrica a que esos procesos no se llevan manualmente, sino que la fuerza humana pueda ser reemplazada por algunas sencillas máquinas de fabricación casera.

Aclaración:

La arcilla norte-santandereana es considerada como la mejor del mundo.  Cúcuta, Los Patios, El Zulia y Villa del Rosario poseen sendos depósitos de una arcilla dúctil y de buena maleabilidad para desarrollar todo tipo de productos: loza sanitaria, tejas, ladrillos, pisos, rosetones, enchapes, porcelanato, vajillas, mayólicas, vasos, pocillos, jarrones, joyería, revestimientos para residencias y empresas, entre otros.  En estos municipios del Norte de Santander, existen varias fábricas de pequeña, mediana y gran envergadura que venden al interior y exportan este tipo de productos a los países vecinos.  Una gran cantidad de la población rosariense trabaja en los chircales en donde se extrae y se procesa la arcilla.  Debido a que estas empresas poseen casi todos sus procesos  manuales, la Institución Educativa General Santander, ha propendido por preparar mano de obra calificada, capaz de crear e instalar sistemas de control para: extracción,  hornos, secadores, y transporte de los diferentes tipos de productos.  Esta web lesson pretende introducir a los alumnos en el mundo de los autómatas programables, empezando desde la historia y evolución de los mismos, con el fin de que se les haga más fácil comprender que para elaborar un sistema de control, no son necesarias piezas costosas, sino sólo la imaginación y el ingenio para resolver los diferentes tipos de problemas que enfrenten en el mundo laboral.

Anuncios

Written by pgalvisvera

14 octubre, 2010 a 14:29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: